Our Blog

¿Cómo elegir el mejor marketplace para mi negocio?

¿Cómo elegir el mejor marketplace para mi negocio?

¿Cómo elegir el mejor marketplace para mi negocio?

No todos los marketplaces están dirigidos al mismo segmento de clientes, por lo que antes de dar el paso de comercializar a través de una de estas plataformas, es importante realizar un somero análisis de nuestra oferta y nuestro target o público objetivo.

Los marketplaces generalistas son los más recomendables para segmentos de mercado con mucha competencia. Si ofrecemos un producto similar al de otros miles de vendedores, nos interesa mostrarnos en un marketplace con el mayor tráfico posible. Amazon o e-Bay cumplen estas características. No olvidemos, en todo caso, que la enorme amplitud de la oferta en algunas categorías restará visibilidad a nuestra oferta.

Pixmania es el número uno en comercialización de productos digitales en Europa. Es un marketplace en el que debemos estar sí o sí en el caso de que nuestro negocio se oriente hacia ese sector. Rakuten, aunque posee una oferta mucho más diversa de productos, también se ha centrado tradicionalmente en el segmento de la electrónica de consumo. Las empresas del sector turístico disponen de marketplaces especializados, como Expedia, HRS u Hotelnet B2B. La cuota de reservas de vuelos, habitaciones y cruceros vía Internet se incrementa de año en año, lo que hace indispensable para cualquier empresa del sector estar presente en estos marketplaces.

Para la prestación de otros servicios existen plataformas de “compra social” como Groupalia, Planeo o LetsBonus. Estos marketplaces funcionan como centrales de comercialización de servicios, y proporcionan interesantes descuentos al público y visibilidad a las empresas asociadas.

Marketplaces enfocados a los servicios de ocio:

Groupalia y Planeo son plataformas de social shopping o compra social, un novedoso formato que funciona en España desde hace unos cuatro años. Son un tipo de marketplace que se apoya en los mecanismos de las populares redes sociales: cuando un usuario adquiere un producto o servicio, se le comunica a sus contactos. Los usuarios interactúan entre sí recomendando, valorando y dando a conocer nuevos artículos a los miembros de la comunidad que comparte sus mismos gustos. Esto permite contrastar las experiencias de los consumidores, favoreciendo mediante el “boca a boca” la difusión de las ofertas, ysegmentando el público objetivo a un nivel muy detallado. Estos marketplaces se centran en sectores como la hostelería y el turismo, la educación- formación, el ocio y los servicios de salud y belleza -SPA, masajes, cosméticos-. A continuación haremos un repaso sobre los marketplaces más importantes del panorama.

Ebay:

eBay es uno de los marketplaces pioneros, fundado en 1995 como portal de subastas. Aunque su oferta es hoy muy amplia y variada y no se limita a la venta por subasta, sigue siendo una popular plataforma para vender y comprar productos muy específicos, como manufacturas artesanales y artículos de coleccionismo. Tradicionalmente ha congregado a una gran base social de pequeños compradores-vendedores no profesionales. Sus operaciones se realizan a modo de subasta: el oferente presenta el producto y, a lo largo de un plazo concreto, se van recogiendo las pujas de los interesados en adquirirlo. Finalizado el plazo, la oferta más alta se lleva el producto.

A lo largo de sus casi veinte años de historia, eBay ha ido ampliando sus servicios. Con la fórmula “¡Cómpralo ya!” el vendedor propone un precio fijo y el comprador lo acepta o no, como en cualquier otro comercio. Los “Anuncios Clasificados” funcionan como los tradicionales anuncios de prensa, y hay todo tipo de categorías, desde bienes inmuebles hasta productos de consumo.

eBay es propietaria del sistema de transferencias online PayPal, y ofrece sólidas garantías respecto a las transacciones. No obstante, el marketplace funciona como un sistema de intermediación entre particulares, en los que recae en última instancia la responsabilidad de conducir sus operaciones con buena fe. Esto ha provocado quejas por la falta de “sinceridad” en la compraventa: productos deficientes, amplios plazos de entrega, subastas infladas por el propio vendedor…

Amazon:

La compañía americana con sede en Seattle Amazon.com fue fundada en 1994, y desde entonces se ha convertido en el mayor marketplace a nivel mundial. Amazon ha ampliado sus actividades a través de la adquisición de otras compañías de servicios informáticos, como Alexa Internet, Kongregate, IMDb, Zappos.com o DPreview.com, así como de varios medios de comunicación, caso del prestigioso Washington Post. Amazon funciona como una enorme plataforma de comercio electrónico en la que se exhiben los productos de miles de fabricantes de multitud de sectores: libros y productos audiovisuales, electrónica, ropa, calzado y complementos, artículos deportivos, hogar, vehículos a motor…

Amazon ofrece diferentes tarifas y contratos con las empresas o particulares que deseen comercializar sus productos a través de su plataforma, dependiendo del volumen de ventas y del canal de distribución que se elija. El gigante del comercio electrónico presume además de un sistema antifraude que garantiza la veracidad y el compromiso en firme de las operaciones efectuadas. Los clientes, a su vez, disfrutan del llamado “Programa de Garantía de la A a la Z”, que contempla la anulación y el reembolso de los artículos si el vendedor no cumple con la calidad y las prestaciones que prometía.

Pixmania:

Pixmania es una compañía francesa fundada en el año 2000 y originalmente centrada en la fotografía digital. En la última década ha ampliado sus operaciones para explotar otros segmentos de mercado, como moda, hogar, ocio y tiempo libre, viajes, joyería… Su sector principal sigue siendo, no obstante, el de los productos tecnológicos y culturales (libros, cine, música). Pixmania goza de una posición de liderazgo en Europa, con presencia en 26 países del continente.

La compañía francesa cuenta con un eficiente equipo de asistencia en 20 idiomas que atiende tanto a vendedores como a compradores. Permite efectuar los pagos a través de diversos medios –PayPal, tarjeta de crédito o débito, y transferencia bancaria-, lo que hace especialmente cómodo operar a través de su plataforma: no obliga al comprador a contratar ningún servicio especial, pues una cuenta bancaria ordinaria es suficiente. El sistema de encriptación de datos “Secure Socket Layer” garantiza a su vez la seguridad de las operaciones.

Google Shopping:

Google  Shopping  es la plataforma de comercio electrónico de Google. Su implantación no parece terminar de afianzarse, quizás por lo complejo y ambicioso de la propuesta. Google Shopping funciona como un “motor de precios”, un comparador de ofertas que recaba datos a través de su propio motor de búsqueda. Clasifica los websites según los productos y servicios que ofrecen valiéndose de las consultas realizadas por los millones de usuarios de Google. Los vendedores también pueden enviar datos de sus artículos para que sean indexados en las diversas categorías, y proyectar activamente su visibilidad, lo que ha suscitado no pocas críticas.

Tal como Google Shopping opera, las grandes empresas pueden reforzar su presencia mediante campañas publicitarias a través de AdWords que los pequeños vendedores jamás podrían costearse. Esto convierte a la plataforma en un mercado muy desigual en el que la opinión del público que adquiere y disfruta de los productos se diluye ante el poder mediático de las grandes compañías, y ése es precisamente uno de los rasgos distintivos más valorados de los marketplaces. La corporación sigue trabajando en la implantación y mejora de su Google Shopping, aunque en la actualidad parece lejos de desbancar a las otras plataformas consolidadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *