Our Blog

Marketplaces, la alternativa perfecta como escaparate para nuevos proyectos

Marketplaces, la alternativa perfecta como escaparate para nuevos proyectos

¿Qué es un marketplace?

El término “Marketplace” viene utilizándose desde hace años para referirse a ciertas plataformas de comercio electrónico. Su funcionamiento es exactamente el mismo que el de los mercados tradicionales, sólo que en este caso a través de Internet: un marketplace es un lugar –un sitio web- en el que se ponen a disposición de los clientes productos y servicios de multitud de oferentes distintos. A diferencia de las tiendas electrónicas en las que los fabricantes ofrecen exclusivamente sus productos, en un marketplace podemos encontrar artículos de muchas marcas diferentes, igual que en una gran superficie física.

Estas plataformas proporcionan toda la infraestructura necesaria para la comercialización de los productos que exponen: organizan los artículos por categorías, alojan la información relativa al precio y los detalles técnicos, realizan ciertas labores de promoción para hacerlos visibles, y garantizan unos canales de pago seguros. A cambio, obtienen una pequeña comisión por cada compraventa realizada.

Entre los marketplaces más populares se encuentran los generalistas Amazon, e-Bay y Rakuten. Otros conocidos marketplaces temáticos son Pixmania, dedicado a la tecnología y los contenidos audiovisuales, y Groupalia, operador de servicios de ocio.

Pese a compartir elementos comunes, hay notables diferencias entre ellos. Así, mientras que Amazon es un genuino modelo de marketplace generalista, e-Bay se ha hecho especialmente famoso como plataforma de subasta entre particulares. Rakuten por su parte es la mayor tienda online de Japón. Comenzó como portal de comercialización de aparatos electrónicos, pero en los últimos años ha ampliado su presencia internacional y su oferta, que incluye desde productos financieros hasta reservas hoteleras.

¿Por qué vender en un marketplace?

El crecimiento imparable de los marketplaces es fácil de comprender si atendemos a sus atractivos, tanto para los compradores como para los vendedores. Los clientes disfrutan del acceso a una oferta amplísima en un mismo portal. El marketplace garantiza la seguridad de las transacciones, y a la vez ofrece canales de comunicación entre los usuarios, que pueden compartir experiencias y evaluar la calidad y las prestaciones de los artículos adquiridos.

Para los vendedores, los marketplaces representan una opción muy económica de comercializar sus productos. Por una inversión inicial mínima y unos gastos en función directa de nuestro volumen de ventas (la comisión que se queda el marketplace ronda entre el 7% y el 15% de cada compraventa), podemos presentar nuestros productos a cientos de millones de clientes potenciales en todo el mundo. El volumen de tráfico y la visibilidad de nuestra oferta difícilmente sería alcanzable desde una tienda online propia.

El soporte técnico que los marketplaces ofrecen a sus usuarios permite además que cualquier pequeña empresa, fabricante o particular opere a través de ellos sin necesidad de tener amplios conocimientos técnicos. Ellos se encargan de habilitar un sistema de cobros y pagos sencillo, transparente y seguro, e incluso de la logística si así lo deseamos.

Los marketplaces son la alternativa perfecta como escaparate para nuevos proyectos empresariales, o para evaluar el potencial de nuestros productos en un nuevo mercado aún por explorar. Aúnan seguridad, visibilidad y costes al alcance de todos los bolsillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *